Tratamientos caseros para el cabello.

Tratamientos caseros para el cabello


El cabello se estropea y se debilita con el uso continuo del secador, de los gorritos de las piscinas, del cloro, de los cepillados con peines inadecuados, de la contaminación, etc. No nos damos cuenta, pero el pelo sufre día a día y se deteriora.



En el mercado hay numerosas opciones y tratamientos para el cabello maltratado, y suelen ser muy eficaces.

No obstante, hoy os vamos a proponer algunos tratamientos caseros para el cabello, así podréis hacerlos en casa y guardar un poco la economía. La mayoría de los productos para el tratamiento natural del cabello son sencillos de encontrar, y el resultado es muy eficaz.



Mascarilla reparadora. Necesitarás aceite de oliva (150 cc), un limón (el jugo, bien colado para que no quede nada de la pulpa) y miel (100 cc). Se mezclan bien todos los ingredientes hasta que todo esté emulsionado y se deja que repose unos minutos. Aplica esta crema directamente sobre el cabello, en dirección desde la raíz hasta las puntas. Para que este tratamiento natural para cabello maltratado surta efecto debes dejarlo que actúe una media hora. Usa un gorrito de plástico y encima envuelve con una toalla. Después puedes lavar con normalidad y retirar toda la mascarilla. Dependiendo del estado de tu cabello, deberás aplicarlo con mayor o menor frecuencia. Si el daño es grave, úsalo hasta tres veces a la semana.



Mascarilla de oliva. Ingredientes: una cucharada de aceite de oliva, dos de mayonesa y un huevo. Mézclalo bien hasta que todos los componentes estén bien integrados entre sí. Este tratamiento natural para cabello tienes que dejarlo actuar media hora y después lavar con normalidad. Puedes usarlo una vez a la semana.



Los productos naturales son los grandes aliados en los tratamientos caseros para el cabello maltratado. Puedes utilizar aceites ricos en nutrientes como los de coco, aguacate u oliva. La mayonesa y el huevo dejan el pelo suave aunque no huelen bien, así que tendrás que insistir después con el champú para eliminar el olor, y también puedes usar tu acondicionador habitual. Para conseguir que los tratamientos naturales actúen con más eficacia puedes aplicarte un pequeño masaje en el cuero cabelludo mientras los repartes por todo el cabello.



Y recuerda que lo mejor es siempre prevenir y evitarle al cabello un exceso de fatiga. - Trata de evitar el sol intenso y los productos de las piscinas. - Reduce al máximo el secador y la plancha. - Usa cepillos y peines adecuados a tu tipo de cabello (liso o rizado), para evitar que se rompa.

 

Fuente: http://www.tuimagenpersonal.com/